Superar las crisis en las relaciones de pareja.

La inmensa mayoría de las parejas, por no decir todas, van a tener que lidiar con crisis sobrevenidas a lo largo de los años de relación: desempleo, llegada de los hijos, infidelidad, enfermedad grave, jubilación, desacuerdos familiares, entre otras. Muchas de las parejas, desbordadas por su problema, creen que ha llegado el momento de finalizar su relación, porque piensan que no van a ser capaces de luchar y superar el asunto que les está llevando a distanciarse, o no van a saber encontrar una solución. Puede que os suenen algunas de estas situaciones:

  • Os sentís desbordados por el problema y pensáis que no tiene solución.
  • Parece que hablar de vuestros problemas no sirve.
  • Ambos habéis terminado llevando vidas independientes.
  • Algún miembro de la pareja se siente solo.
  • Puede existir en la imaginación una tercera persona que hace peligrar la relación.

Estas situaciones son más comunes de lo que pensáis. Por tanto, si estáis viviendo algo similar, recordad que quizás ha llegado el momento de fortalecer el vínculo. Lo importante es que ambas partes estéis dispuestas a luchar por la relación y tengáis el deseo, la paciencia y la voluntad de hacerlo. A continuación, analizaremos algunas estrategias para ayudar a fortalecer la relación de pareja.

Amar no consiste en mirarse el uno al otro, sino en mirar juntos en la misma dirección.

-Antoine de Saint-Exupéry-


1. Propiciando el disfrute de buenos momentos.

Algunos estudios postulan que una pareja feliz tiende a tener cinco interacciones positivas por cada negativa. Entonces, si creéis que tú y tu pareja tenéis más problemas que buenos momentos, vuestro objetivo es cambiar esas cifras. Para que esto suceda, debéis recordar que tú y tu pareja estáis en el mismo barco, sois aliados, no enemigos.

Planificar actividades agradables, hacer un viaje juntos, disfrutar de pequeños momentos ... Hay muchas maneras de crear nuevos contextos satisfactorios.


2. Hablando y escuchando.

Comunicarse siempre es bueno para una relación. Compartir vuestras preocupaciones y alegrías diarias es clave. Dicho esto, hay formas correctas e incorrectas de comunicarse. La escucha activa es muy importante. Tenéis que mostrar interés y concentraros en lo que dice vuestra pareja y viceversa. El punto es tener un intercambio auténtico y sincero, donde ambos os sintáis emocionalmente vinculados.


3. Celebraciones, símbolos de unión.

Las celebraciones son formas maravillosas de hacer que las personas se sientan alegres y positivas. Si notas que tu relación finalmente está superando un momento difícil y váis camino de un acercamiento y reconciliación, ¿por qué no celebrarlo? Ambos os lo merecéis por el tiempo y el esfuerzo que dedicáis a la relación. Podéis hacer algo que suponga un disfrute para ambos, como hacer un viaje especial o una escapada, una cita romántica o, simplemente, quedarse en casa y relajarse.


4. Tomar decisiones juntos, consensuadas.

Una señal clara de que las cosas no van bien en una relación es cuando la vida de ambos se distancian y toman decisiones individuales. Por lo tanto, para hacer frente a una crisis de relación, es importante centrarse en tratar de tomar decisiones en equipo, consensuadas, y que persigan en bien común, aunque haya que rebajar el nivel de exigencia individual.

Amar no consiste en mirarse el uno al otro, sino en mirar juntos en la misma dirección. -Antoine de Saint-Exupéry-


Como podréis comprobar, aunque resolver una crisis de pareja requiere tiempo y esfuerzo, es posible. Si tú y tu pareja queréis estar juntos, tenéis en vuestras manos hacer que la relación funcione. Podéis comenzar probando estas estrategias y consultando a un terapeuta de parejas.