Posición CAT: La Técnica de Alineación Coital que favorece el orgasmo femenino

Si tienes una pareja estable, es probable que ya disfrutéis de diversas posturas y juegos sexuales, y de toda una rutina establecida en vuestros encuentros íntimos. Esto encierra un ligero peligro, que la experiencia sexual pase a ser monótona, y se convierta con el tiempo en algo “aburrido”.

A muchas parejas les ocurre que la llama de la pasión se apaga lentamente y la relación entra en un letargo, pasando a una especie de comodidad y predictibilidad total.

En ocasiones es debido al cansancio originado por una agitada agenda laboral, el estrés causado por los problemas, complicaciones económicas o la rutina de la vida diaria: lo importante es aprender a enfrentar el aburrimiento sexual y disfrutar al máximo la intimidad.

Independientemente de lo mucho que se quieran, la pasión puede llegar a cotas mínimas, el sexo no desaparece del todo, pero disminuye considerablemente, y el aburrimiento les acompaña en la cama de manera indeseable.

Las parejas pueden intentar diferentes estrategias para luchar contra ello.

Lo primero que hay que lograr es dotar a la intimidad de un espacio y un tiempo: citas improvisadas cualquier día de la semana, cenas o encuentros sexuales a media tarde en un contexto de intimidad: escapadas… lo importante es generar las oportunidades para el encuentro íntimo. La idea es evitar las conductas establecidas y apelar a la sorpresa, ropa sexy, masajes, juguetes sexuales, son opciones que fomentan la novedad y la sorpresa.

Otro de los aspectos que suele convertirse en rutinario y repetitivo es el de las posturas sexuales. Dependiendo de los gustos, la historia personal y la historia en común y hasta aspectos como la educación recibida y los prejuicios, suele transformarse en algo mecánico y no muy excitante per se.

Por ello, proponemos una postura o técnica denominada Alineación Coital.

Muchas parejas consideran erróneamente que deben llegar al orgasmo de forma simultánea, no obstante, y más si tienes experiencia en sexualidad, sabrás que esto no es nada fácil de conseguir. La realidad es que muchas veces el hombre acaba antes que su pareja, y termina posteriormente proporcionándole el orgasmo mediante sexo oral u otras vías.

La técnica de alineación coital es una manera de tener sexo que, a finales del siglo XX, desarrolló el terapeuta estadounidense Edward Eichel. El objetivo de este método es aumentar la probabilidad de que las mujeres alcancen el orgasmo durante la penetración.

El estudio determina que el principal factor de estimulación femenina es el clítoris, sin embargo, también señala que las posturas o posiciones sexuales tradicionales ofrecen muy poca estimulación a este órgano.

Por tanto, este especialista desarrolló una postura en la que el movimiento del  pene es capaz de estimular el clítoris de la mujer de forma directa.

alineamiento coital

Basada en la postura del misionero, la técnica es bastante sencilla. La mujer se tumba boca arriba sobre una superficie cómoda, pero en lugar de tener las piernas abierta deberá mantenerlas ligeramente cerradas durante el coito. De esta manera, aumenta el nivel de estimulación para ambos.

Otro aspecto a tener en cuenta, y en parte lo que la diferencia de la posición del misionero, es que la mujer deberá tener la pelvis algo elevada. Esto puede conseguirse fácilmente colocando un cojín o almohada debajo de la cadera.

Una vez que ella esté en la postura adecuada, el hombre debe colocarse encima y aguantar el peso de su cuerpo con sus codos y antebrazos. Las rodillas del hombre deben estar envolviendo o tocando los muslos de la mujer, de tal forma que las caderas de ambos estén alineadas, de ahí el nombre de la técnica.

Obtenida esa posición, se inicia la penetración que, en vez de consistir en movimientos de dentro hacia afuera, el pene debe moverse de arriba hacia abajo. De este modo, con cada movimiento, el pene se introducirá en la vagina y además estimulara directamente el clítoris de la mujer, proporcionando mayor placer.