¿Qué es la Ansiedad Generalizada?

La característica que define fundamentalmente al Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) es tener una preocupación y ansiedad excesivas, persistentes (más de la mitad de los días durante al menos 6 meses) y difíciles de controlar sobre una serie de acontecimientos o actividades tales como el rendimiento laboral o escolar, las relaciones interpersonales, relaciones de familia y de pareja, el ámbito económico doméstico, el manejo de la casa, la salud propia y de otros, etc. 

La característica que define fundamentalmente al Trastorno de Ansiedad Generalizada, es tener una preocupación y ansiedad excesivas, persistentes  y difíciles de controlar, y referentes a muchas áreas, actividades o acontecimientos.

Temas habituales de preocupación serían:

-  Salud. Preocupaciones por posibles problemas de salud de uno mismo o de otros, imágenes de enfermedad, preocupaciones por la incapacidad de afrontar la propia enfermedad o la de otros.

-  Amigos/familia. Preocupaciones por ser un buen progenitor o pareja, por la felicidad, bienestar o seguridad de la familia o amigos y por si uno está diciendo o haciendo las cosas adecuadas respecto a ellos.

-  Trabajo/escuela. Preocupaciones por terminar todas las tareas de un día o semana, por si uno está funcionando al nivel que se espera y por si comete errores.

-  Economía. Preocupaciones por pagar las facturas o tener dinero suficiente para el futuro.

-  Vida cotidiana. Preocupaciones por ser puntual, por presentar una buena apariencia, por el tráfico, por las tareas domésticas, etc.

Las personas con TAG se preocupan por cosas que es improbable que sucedan o que si ocurren son mucho más manejables y menos dramáticas de lo que aquellas piensan.

Los psicólogos definimos la preocupación como una cadena de pensamientos e imágenes cargada con afecto negativo, relativamente incontrolable y que está orientada hacia un peligro futuro que es percibido como incontrolable.

Las personas con TAG se preocupan por cosas que es improbable que sucedan o que si ocurren son mucho más manejables y menos dramáticas de lo que aquellas piensan. Los pacientes con ansiedad generalizada presentan preocupaciones relativamente constantes y, por lo general, únicamente suelen ser capaces de dejar de lado un tema de preocupación ante la aparición de un nuevo tema de preocupación.

La tensión muscular es el síntoma somático más característico del TAG.

Los síntomas autónomos no parecen ser tan frecuentes en el TAG, sin embargo sí existe más activación del SNC. La ansiedad y las preocupaciones están asociadas con síntomas tales como inquietud o impaciencia, cansarse o fatigarse con facilidad, dificultades de concentración o quedarse en blanco, irritabilidad, tensión muscular y perturbaciones del sueño (dificultad para conciliar o mantener el sueño, o sueño insatisfactorio y no reparador). La tensión muscular es el síntoma somático más característico del TAG.