No es un factor relevante la edad ni el género, tan solo una sexualidad adecuada. Con ello, las personas además de sentirse más felices, perciben que su carácter mejora significativamente.


Los beneficios del sexo en nuestro estado de ánimo.

– Reduce los niveles de estrés. Está comprobado que mantener relaciones sexuales sanas y satisfactorias relaja los índices de ansiedad debido a la liberación de endorfinas. Si quieres liberarte de los estados de ansiedad, el sexo es tu mejor aliado.

– Mejora el sueño. De igual manera, si consultas al profesional en sexología te confirmará que las parejas activas sexualmente descansan mucho mejor y que su percepción de felicidad aumenta en muchos aspectos de su vida.

– La práctica sexual libera serotonina, la causante de que te sientas feliz y optimista en tu vida cotidiana. Contribuye al bienestar tanto físico como emocional.

Una vida sexual plena te aporta felicidad.

– Combate el dolor de cabeza, dolor menstrual, artritis y molestias musculares. La estimulación sexual favorece la analgesia que contribuye a lograr sensación de bienestar físico.

– Incrementa la libido. Desearás disfrutar de más relaciones placenteras.

– Fortalece el sistema inmunitario. Con más anticuerpos hay más protección ante cualquier enfermedad.

– Aumentará el vínculo afectivo y emocional con tu pareja sexual. Siempre que se hayas elegido convenientemente a tu pareja, el sexo provocará que aumente el apego, la intimidad, el cariño y el deseo de vinculación y compromiso en la relación de pareja.