La tristeza y la depresión son dos conceptos distintos, sin embargo, muchas personas los confunden y los entienden de la misma manera. De hecho, en el lenguaje común, cuando alguien está triste o decaído se dice que está “depre”. No obstante, son conceptos muy diferentes y en este artículo vamos a diferenciarlos.

Diferencias entre depresión y tristeza

Antes de nada, debemos saber que la depresión es un trastorno afectivo que implica tener muchos sentimientos negativos. La persona deprimida siente tristeza, anhedonia, abulia, desesperanza, entre otras. De este modo, la tristeza es un síntoma de la depresión, no una depresión en sí.

La tristeza es solo un síntoma de la depresión, no una depresión en sí.

Por otro lado, la tristeza es un estado emocional temporal o transitorio, es decir, no está presente de manera permanente sino que pasado un periodo de tiempo relativamente corto, desaparece. En una depresión, por su parte, el conjunto de sus síntomas están presentes durante un período de tiempo prolongado, y para el que será necesario acudir a un psicólogo especialista en depresión para poder superarla.

Un aspecto muy importante que ha de tenerse muy en cuenta es la abulia. Como hemos comentado anteriormente, la abulia es un síntoma depresivo y un sentimiento que incapacita a la mayoría de las personas para enfrentarse a su vida cotidiana. Cuando se tiene una depresión es común sentir abulia. Sin embargo, la tristeza no nos incapacitará para el desarrollo normal de las actividades en nuestra vida cotidiana.

La abulia incapacita al paciente a afrontar su vida cotidiana, sin embargo, la tristeza no incapacita para desarrollar las actividades de la vida cotidiana.

Por tanto, mientras que la tristeza es un sentimiento normal, transitorio y adaptativo en tanto que nos permite desarrollar nuestra vida cotidiana, la depresión, que es incapacitante, hace que sea necesario acudir a un psicólogo especialista para superarla y poder llevar una vida normal.